viernes, 7 de noviembre de 2008

Propósito de enmienda

Con las estanterías vacías, guardando los libros en cajas, me he dado cuenta de los libros que no terminé de leer, que los compré, leí 20 páginas y los dejé para otro momento. Los aparqué en la estantería, y ahora los he tenido que sacar. Y de alguna manera extraña me he sentido culpable. He encontrado separadores a la mitad de algunos. Empiezo por Lunar Park, de Breat Easton Ellis. Sigo por La Carretera, de Corman Mc Carthy. Estaba muy enganchada y no lo terminé. Me olvidé de repente. Tampoco pude con Antonio Gómez Rufo. Me compré otro de John Dos Passos, otro de Roberto Bolaño y ni los he abierto. En el último mes sólo he leído y terminado El niño con el pijama a rayas, que no creo que diga mucho a favor de mi capacidad de concentración.
¿Qué ha pasado, si antes no dejaba que pasase un día sin leer? La falta de tiempo, sí, pero sobre todo la falta de ganas de quedarme sola a leer, que es como hay que hacerlo.
Asi que, propósito de cambio. Empiezo este fin de semana. Las rachas malas se terminan cuando uno las quiere poner fin. Y una racha mala, desde luego, tiene como síntoma pasarse tanto tiempo sin leer.

5 comentarios:

ETDN dijo...

Hoy precisamente he ordenado mi biblioteca y he tenido sensaciones parecidas a las tuyas.

Coincido con "La Carretera", lo empecé, luego se me cruzaron otros libros que me interesaban más y ahí sigue.

El último de Auster un bluf, decepcionante total.

Cada vez me cuesta más leer algo que realmente me enganche. Lo último que me ha gustado, el de "Por qué corre Sammy", De Budd Schulberg (El Acantilado), una historia ambientada en el Hollywood de los años 30 y que es rabiosamente actual, podría extrapolarse a cualquier industria cultural/de entretenimiento de hoy en día.

besote

pd.- muy fuerte lo de "El niño...", tú no Susana, tú no ;))

Fernando dijo...

yo sólo leo poesía...tengo siempre seis o siete empezados...pero compro más que puedo...besos.

Morlaa dijo...

pues verás, yo leo muchisimo, y cuando me ha pasado lo que tu dices de dejar un libro a medias he llegado a la conclusion de que el libro no me tiraba lo suficiente,,,aunque sean obras maestras o libros conocidos o que aparentemente me gustaban, cuando un libro me gusta de verdad, me lo leo, nunca los dejo apartados.
Ahora me estoy leyendo el nombre de la rosa, es maravilloso, historia curiosisima y obra maestra, sin embargo, no m esta acabando de llenar me parece muy espeso, por eso estoy tardando mas de la cuenta en leerlo.

ya me iras contando que tal con esos!!!

Anónimo dijo...

Bueno, pues es lo que te pida el cuerpo (o el coco) si te pide niño con pijama, pues niño con pijama; que no te pide nasti, pues plasti; que es carretera, pues hasta donde de. El caso es estar a gusto y disfrutar y pasarlo bien, a veces leyendo y otras no, que para esforzarte y dejarte la piel ya tienes el día a día.

Vivitaycoleando dijo...

Pues yo debo estar en racha ;-)
He tardado la friolera de 3 meses en leer a Sangre Fria... creo que iba a dos paginas por noche. Eso si, tambiem me he pasado 3 meses soñando que era amiga de Dick y Perry: me iba con ellos de pesca, a mexico, atravesabamos nevada, en fin , lo tipico de colegueo entre asesinos.
Mi ammnesia de fin de rodaje no me permite acordarme de los otros libros que me compre de oferta en la FNAC.