jueves, 22 de enero de 2009

Parejas

Ocurrió el mismo día, este verano. En la misma ciudad, Shanghai. La primera pareja se acababa de casar y se fue al parque a hacerse fotos. El fotógrafo se tiró al suelo y ellos hacían muecas a la cámara. Eran muy coquetos y presumidos. Se les veía felices.




Horas después, el taxi en el que iba montada estuvo a punto de atropellar a la chica de la foto de abajo. Estaba descalza y lloraba, el chico intentaba hacerla entrar en razón, pero ella se tiró a los coches en cuanto se abrió el semáforo. Él la agarró por detrás al vuelo y la sujetó.


3 comentarios:

Gildo dijo...

Es que esto del mundo chino es espectacular.
Aqui en España, dentro de 20 años todos chinos, entre los legales, los ilegales y los niños adoptados, esto es una invasión. Y que conste que no tengo nada contra ellos, al fin y al cabo mi mujer es china.
Saludos (de nuevo y después de un tiempo).

Vivitaycoleando dijo...

Chica que drama! Yo no estoy para tirarme a los coches pero vuelvo a ser soltera :D

Morlaa dijo...

me encantan las experiencias que se viven por ahí,,,o un dia cualquiera cuando menos te lo esperas! lo curioso es que tardas muchísimo en olvidarlas!
un beso