miércoles, 13 de mayo de 2009

Cuando la vida era fácil

Conocí la música de Antonio Vega y Nacha Pop cuando la vida era fácil. Ir al instituto, salir por Moncloa, coger el búho para volver a casa, la paga,el trabajo en el Telepizza, grabar canciones de la radio con el botón REC, las primeras vacaciones sin los padres. Las luces que se encienden en El Penta porque hay que irse y empieza a sonar "La chica de ayer".

Todas queríamos ser La chica de ayer. Antonio Vega hacía que pareciese muy fácil enamorarse.

2 comentarios:

anoniMATA dijo...

Hola guapa, te veo más mayorcita que yo :P, a mí me cogió pequeña esa época, pero quién no quiso ser alguna vez la chica de ayer? fantástico músico, un besito

ETDN dijo...

Ay, seguimos de regresión. Y este post conecta con el anterior. Yo descubrí a Nacha Pop en Irlanda, en el verano del 88. Fui con un montón de españoles y todos los días había baile en el gimnasio. Los que pinchaban (españoles) siempre ponían música de esa época. "Chica de Ayer", "Para ti", "Cadillac solitario", "Déjame"...

Y no sé. A mí me resulta más fácil la vida ahora que entonces. Y enamorarse sigue siendo igual de fácil o difícil.

Hemos crecido bien, Susana. Seguimos siendo unas post adolescentes privilegiadas, a pesar de todo.

besos (de hoy)