sábado, 9 de mayo de 2009

Braintree

Hace 20 años, que se dice pronto, en Primero de BUP, estuve de intercambio con otros niños de mi instituto en un pueblo de Boston que se llama Braintree. Cada adolescente iba a casa de un americano / a y luego el susodicho te devolvía la visita.
Mi americana se llamaba Jennifer Carlson y estaba como las maracas de Machin. Como aquel viaje ocurrió en 1989, no había Internet ni nada, asi que mantuvimos el contacto a la vieja usanza, por carta escrita a boli Bic.
Luego ella vino otra vez de visita a Madrid en 1992. Y en 1998, seis años después, las dos estábamos viviendo en México y coincidimos de nuevo. Y volvimos a perder la pista.
Ahora, Jennifer me ha vuelto a localizar por Facebook y ha venido a España de vacaciones y nos hemos vuelto a ver. 20 años después¡ Eso si que es una amistad duradera, y gracias a ella, que nunca ha dejado que el contacto se perdiera del todo.
Para los españoles, el viaje a los USA fue la bomba: descubrimos a Milli Vanilli, las borracheras de los yanquis en las fiestas, teníamos tele con 50 canales, los padres americanos insistían en explicarnos que era una lavadora, ibamos al centro comercial a comprar pantalones y no habia manera de hacernos entender porque nosotros decíamos Levis, como suena, y había que decir "Livais".

Aquí el día que nos recibieron en el pueblo, pero no me acuerdo qué nos estaban contando.



En el instituto americano, mi amiga Vivi estaba loca por este chaval, Brian Doherty, que jugaba al fútbol americano. Le perseguía por todo el High School. Por fin logró cazarle para una foto después de uno de los partidos... El muchacho, todo sudao.




Y el regreso a Madrid fue lo peor, claro, porque nos creiamos los más guays. "Ah, ¿que aquí todavía no habéis escuchado a los Milli Vanilli?", porque en aquella época los grandes hits llegaban a España seis meses después... Y qué momentazo ese sábado por la mañana cuando, oyes en la radio, POR FIN EN ESPAÑA¡¡¡¡, a los Milli Vanilli en los 40 Principales¡¡¡¡
Asi que, en homenaje a esa época, un último recuerdo al fraude más grande de todos los tiempos¡

2 comentarios:

anoniMATA dijo...

ohhh jajaja yo también estuve de intercambio.. jajaj me he reido mucho y me ha enternecido que os hayáis vuelto a encontrar!! guauuuuu

ETDN dijo...

jaja, qué bueno. Me recuerda cuando estuve en Irlanda. Menos glamouroso que los USA, jaja, pero lo de los Levis y tratarnos como paletos era lo mismo.

¡Bendita juventud! Aunque...no sé si volvería.

besote